jueves, 13 de junio de 2013

Mochila

Quizás sea, como dicen los que saben, que el odio a cuestas por mucho tiempo sea una mochila pesada, muy pesada. Pero yo, que no soy de aquellos, digo que no hay mochila más pesada que la del amor no entregado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada